El MSSA invita a observar nuestra relación con la naturaleza recordando las exposiciones que nos desafiaron a conocer, reflexionar e imaginar futuros posibles para una relación más justa y armónica con el ecosistema desde lo social, económico y político.

 

Fotografía de mujer sámi tocando su tambor tradicional junto a un dron.

Litte ja Goabddá [Drones y tambores] del artista Ignacio Acosta (Valparaíso, 1976). Una exposición que durante el segundo semestre del 2019 nos reveló la historia de los Sami, una de las más antiguas etnias del mundo que sobrevive en el Círculo Polar Ártico resistiendo al avance del proyecto minero de hierro más grande de Europa.

Mira su catálogo, su video y conoce sus detalles aquí.

 

 

“La exhumación” (2019) Instalación en “La carne muerta nunca se abriga”.

La carne muerta nunca se abriga de la artista Teresa Margolles (Sinaloa, México, 1963). Muestra que el 2019 nos sorprendió adelantando la revuelta social del 18 de octubre a través de señalar los efectos de la violencia del sistema económico que dirige nuestras vidas. La migración, la pobreza y la destrucción de hábitats fueron los resultados que Margolles hizo surgir como en un estudio forense a través de videos, instalaciones y fotografías.

Curada por: Andrea Pacheco González

Accede a su catálogo, video y conoce sus detalles aquí

 

“Hidroscopia Loa”. Fotografías: Lorna Remmele.

Hidroscopia Loa de la artista chilena Claudia González (Santiago, 1983). Exposición que el 2018 compartió los resultados de un extenso trabajo artístico cruzado por la ciencia que viene realizando la autora a partir de observar la contaminación y degradación de algunos de los ríos más emblemáticos en Chile, como El Loa, en la región de Antofagasta, el más largo del país y también el más contaminado.

Vuelve a explorar esta muestra de video e instalación aquí

 

“Coser la Tierra” (2016), otra de las instalaciones del colectivo Charco en “Muros blandos”.

 

Muros blandos. Ser entre bordes. Una exhibición colectiva con la curaduría de Daniela Berger (Chile), Lily Hall (Reino Unido) y Mette Kjærgaard Præst (Dinamarca-Reino Unido) que el 2017 convocó a una diversidad de autores a  instalar una reflexión sobre nuestros conceptos de migración, otredad y posibilidades de transformación a partir de sus cuestionamientos de las construcciones sociales del poder. En ella, el colectivo de artistas chilenos, Charco, presentó la performance A un año de Atacama (2016), que denunciaba una política de Estado apoyada por los medios nacionales, de alejar o enmascarar las causas políticas, empresariales o económicas detrás de catástrofes naturales.

Curadora por: Daniela Berger (Chile), Lily Hall (Reino Unido) y Mette Kjærgaard Præst (Dinamarca-Reino Unido).

Puedes recordar la muestra aquí y adquirir su catálogo en este otro enlace.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn