Exhibiéndose actualmente en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), la exposición que realiza un retrato sobre el arte internacional comprometido en los 70 y 80, continúa su periplo en el Sursock Museum de Beirut.

Precisamente cuando estamos en los últimos días de la exposición en el MSSA, el pasado 26 de julio se abrió una nueva edición de la exhibición Pasado Inquieto en el Sursock Museum, prestigioso museo libanés que cuenta con una relevante colección de arte moderno y contemporáneo internacional. De esta forma, con las dos muestras en paralelo, se genera reconexión entre dos países y dos museos, tal como ocurrió hace cuarenta años.

 

En el 2008, las curadoras de origen libanés Kristine Khouri y Rasha Salti, que venían investigando  la historia del arte contemporáneo producido en el mundo árabe, se encontraron con el catálogo de una importante exposición realizada en Beirut hacía cuarenta años.  Ante ellas se abrió una puerta a un pasado que no figuraba en los relatos oficiales: Chile y el Museo Internacional de la Resistencia Salvador Allende (MIRSA)

 

Las páginas de aquel catálogo les entregaron visiones de las convulsas décadas de los 70 y 80 desde una serie de acciones de arte solidario. Supieron de cómo el MIRSA, organizado en el exilio, habría inspirado a miembros de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en París a buscar una iniciativa similar para su causa. Así fue como un apreciable número de artistas que donaron obras para la iniciativa chilena también lo hicieron para la Exposición internacional de arte en solidaridad con Palestina, que finalmente se realizó en 1978 en Beirut. El catálogo de esta muestra que ahora estaba en manos de Khouri y Salti, fue el punto de partida para una exhaustiva investigación.

 

Pasado Inquieto, la muestra documental fruto de este trabajo de casi diez años, se exhibió por primera vez en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (2015) y luego en la Haus der Kulturen der Welt en Berlín (2016). En abril de este año, según ellas señalaron, “volvió a casa” en el MSSA en Santiago de Chile. Y al finalizar julio, abrieron una nueva exposición paralela en el Sursock Museum de Beirut, volviendo a conectar y recrear parte de los recorridos de estas acciones de arte que tuvieron como protagonistas a los museos solidarios y de los cuales el chileno, sería uno de los últimos activos.

 

Aunque en Chile las huellas documentales de este pasado ya cierran su periodo de exhibición el 12 de agosto, en El Líbano se mostrarán hasta el 24 de septiembre. Habiendo compartido y revelado historias de la formación del MSSA, así como de otros similares en el mundo, las cartas, fotografías, documentos y videos de lo que alguna vez fue una gran red internacional de artistas, intelectuales, políticos y colaboradores comprometidos, quedarán como una donación al Archivo del museo y a disposición de investigadores y público general.

*Fotografías por cortesía del área de Comunicaciones de Sursock museum y Kristine Khouri.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn