Este viernes 7 de abril a las 19.30 horas, el MSSA inauguró las exposiciones Utopía y crisis curada por Caroll Yasky del Área Colección MSSA; Multitud marica. Activaciones de archivos sexo-disidentes en América Latina curada por Francisco Godoy y Felipe Rivas San Martín; Dispositivo doméstico de la artista Katia Sepúlveda; y el ejercicio de archivo Tras el deshielo. Brigadas en Suecia y Finlandia curado por el Área Archivo MSSA.

Próximos a celebrar 45 años desde su primera exposición, durante el evento el museo realizó el lanzamiento oficial de su nueva imagen, actualmente reflejado en todos sus materiales gráficos.

Ad portas de su 45º aniversario, el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA) presenta su primer ciclo expositivo 2017 con una nueva imagen que busca representar el espíritu crítico y vanguardista que en mayo de 1972, lo vio nacer como un gesto solidario, utópico y sin precedentes, en el que artistas de todo el mundo donaron obras con el propósito de formar un museo para el pueblo de Chile.

Caracterizado por su amplia mirada ética y estética, hoy el museo cuenta con una de las colecciones más importantes de América Latina – con obras de artistas como Joan Miró, Alexander Calder, Lygia Clark, Roberto Matta, Joaquín Torres-García, Julio Le Parc, entre otros-, y mantiene su compromiso original bajo los principios de fraternidad, arte y política, que buscan facilitar el acceso, la circulación y la difusión de su historia y colección con fines culturales y educativos, en un lugar que busca la participación y acceso de la comunidad.

En esta oportunidad, el museo presenta tres exposiciones y un ejercicio de archivo. Utopía y crisis y Tras el deshielo, son curadas por el Área Colección y Área Archivo, respectivamente, y trabajan en torno a la historia de su colección. La primera busca relevar un contrapunto de miradas de distintos artistas del acervo, respecto a algunas crisis de modelos políticos e ideológicos, como también su peculiar representación de lo utópico; mientras que el ejercicio de archivo, presenta documentos y testimonios que dan cuenta de los murales creados en conjunto por artistas nórdicos y chilenos, realizados durante exposiciones y actividades efectuadas a fines de la década del setenta en el contexto del Museo Internacional de la Resistencia Salvador Allende (MIRSA).

Las otras dos exposiciones abordan temáticas de género. Curada por Francisco Godoy y Felipe Rivas San Martín, Multitud marica dará cuenta de activistas de ocho países -Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México, Nicaragua, Paraguay, y Perú- que trabajan en torno a la historia de los movimientos de disedencia sexual ocurridos en Latinoamérica durante el siglo pasado. Mientras que Dispositivo doméstico de Katia Sepúlveda -exhibida en la 32º edición de la Bienal de Sao Paulo y que se presentará por primera vez en Chile- propone una lectura desde una perspectiva transfeminista del primer burdel multimedia que tuvo impacto mediático en el mundo, denominado por la artista como “período post burdel”.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn