Con pancartas, sillas y mesas estudiantes secundarios marcharon, el 6 de septiembre, desde el Liceo de Aplicación hasta el Museo de la Solidaridad Salvador Allende para intervenir su frontis.

Esta acción se realizó a partir de un diálogo entre los estudiantes secundarios y los  participantes del workshop “La estética de la contingencia”, guiado por el artista Máximo Corvalán-Pincheira.

Durante el desarrollo del workshop -que se realizó como actividad anexa a la exposición “En Medio / Arte y Sociedad”– se abordó la relación entre arte y sociedad trasladándola a diversas expresiones del movimiento estudiantil y se decidió desplazar al Museo el gesto de ocupación y bloqueo de acceso.

A esta intervención se sumó la realizada el 4 de septiembre, en la que sillas de una sala de clases fueron arrolladas por una aplanadora. La huella de este proceso se imprimió en un lienzo de grandes proporciones.

Con estas acciones, el colectivo de artistas busca la reflexión estética en torno a la ruptura de un modelo de educación, la violencia asociada a los procesos de toma y el relato visual inmediato de la fachada de una ocupación estudiantil.

Puedes ver imágenes del recorrido y de la intervención en esta galería.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn