Estrenado el año 2008, el documental tuvo escasa cobertura en Chile. Se cumplían 10 años de la prisión en Londres del general Augusto Pinochet y 10 años también de que el juez Guzmán Tapia asumiera la investigación de los primeros casos judiciales que afrontó Pinochet de vuelta a Chile.

Nominado a los premios Emmy en 2009, y ganador del ‘Silver Butterfly’ en el Festival Movies that Matter de los Países Bajos y del Pukañawi en el Festival de Cine de Derechos Humanos de Bolivia, narra las pericias judiciales, pero también muestra cómo el magistrado debió enfrentarse a sus propias convicciones. Guzmán venía del mundo conservador, fue opositor al Presidente Salvador Allende y no había investigado casos de violaciones de los derechos humanos. Las causas en contra de Pinochet, sin embargo, le hicieron descubrir el lado más oscuro de la dictadura.

“El juez y el general” es un testimonio único de los atropellos cometidos por la dictadura y es también un relato de cómo algunos chilenos cambiaron su opinión del régimen de Pinochet al tener conocimiento de lo sucedido.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn